lunes, 7 de diciembre de 2009

Italia le pide a Berlusconi libertad de prensa

300 mil personas salen a las calles de Roma para gritar: “Siamo tutti 
farabutti” (todos somos canallas) en defensa de la libertad de prensa y en 
contra del Primer Ministro, Silvio Berlusconi. El jefe del Ejecutivo, ha 
interpuesto millonarias demandas contra dos diarios del país a los que acusa 
de difamarlo con hechos de su vida privada.

Recientemente el mandatario dijo que en la profesión periodística hay 
demasiados canallas. Berlusconi emitió órdenes judiciales por un total de 4 
millones de euros (5,8 millones de dólares ) contra dos periódicos de 
izquierda, La República y L'Unita, por su cobertura de los escándalos que 
estallaron en mayo de este año.
La manifestación otoñal se celebró en un marco festivo en la Plaza del 
Pueblo, y fue convocada por la Federación de la Prensa de Italia (FNSI) bajo 
el lema “No a la mordaza, derecho a saber, deber de informar” Berlusconi 
calificó anteriormente la protesta de “una farsa”
Entre los asistentes destacó el periodista y escritor napolitano Roberto 
Saviano, autor del libro Camorra, por el que recibió amenazas de muerte de 
la mafia. “Muchos periodistas que han muerto en los últimos años han caído 
soñando llevar a sus países una democracia como la europea. Hoy, si 
comprometemos esta libertad de prensa, comprometemos también su memoria y su 
trabajo», dijo Saviano, Italia “es el segundo país, tras Colombia, en número 
de periodistas amenazados”
Berlusconi, quien ingresó a la política hace 15 años, es dueño de tres de 
los siete canales de televisión abierta de Italia, y ahora enfrenta 
acusaciones por un conflicto de intereses entre su imperio mediático y su 
responsabilidad política. Como jefe del ejecutivo, ejerce además una gran 
influencia sobre la emisora estatal RAI. La familia Berlusconi controla una 
revista de noticias semanal y diaria y es propietaria de la mayor editorial 
italiana.
Parece evidente que le Primer Ministro italiano ha perdido la paciencia con 
la crítica y busca silenciar a sus detractores públicos. Por eso rechaza tan 
vehemente las acusaciones en su contra y dice ser víctima de una campaña de 
desprestigio. Hace poco, en un programa de televisión llamó a los 
periodistas que lo criticaban "anti italianos" y "sinvergüenzas".
En la manifestación Valerio Onida, presidente emérito de la Corte 
Constitucional recordó una convicción democrática básica que ha estado 
presente en el espíritu de los asistentes a la Plaza del Pueblo: “el 
ciudadano no informado, o mal informado, es menos libre”
Comentario: Son claras las posiciones ideológicas de la libertad de prensa 
como derecho y como herramienta política en defensa de algunos intereses: o 
se está oprimiendo la libertad de expresión o se apoyan mecanismos que 
silencien estas “voces”. Ahora, la imparcialidad y la veracidad ya no 
fundamentan la razón de ser de este derecho.
Por José Zepeda

Premio SIP al Periodico Peruano PERUNEWS Review

Enviar por corrEo

Agencia de Prensa Lima Norte

PUCP | PuntoEdu

Biblioteca Nacional

¿A dónde se van los "periodistas" mermeleros?

LA AGENDA DIGITAL 2.0 - ONGEI /PCM