domingo, 27 de noviembre de 2011

Se realizó en Asunción el Foro de Comunicación para el Desarrollo

La comunicación es un derecho humano y la realidad se construye entre todos y todas desde pequeñas significaciones que pueden contribuir en la superación de las desigualdades. Esta fue una de las reflexiones centrales en el Primer Foro de Comunicación para el Desarrollo “Ñe´ê Jeroguata”, organizado por la Secretaría de Información y Comunicación (Sicom).

Este encuentro reunió a unos 500 comunicadores y referentes de organizaciones sociales de todo el país y al menos unos 10 expositores internacionales expertos en comunicación, entre el jueves 24 y viernes 25 de noviembre.
Los participantes debatieron durante estos dos días sobre diferentes aspectos de la comunicación y su relación con el desarrollo. El tema de la mesa final fue “Superación de las desigualdades. La comunicación en el proceso de integración de los pueblos”, con la participación de Gerardo Lombardi (ALER, Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica); Washington Uranga (ILCD, Instituto Latinoamericano de Comunicación para el Desarrollo, Uruguay); Camila Arias (TELAM, Argentina); Augusto Dos Santos (SICOM). La moderación estuvo a cargo de Aníbal Orué Pozzo.

El Ministro Augusto Dos Santos sostuvo durante su intervención la necesidad de una integración real en la región al tiempo de valorar la fundación del Instituto Latinoamericano de Comunicación para el Desarrollo (ILCD) en el marco del Ñe´ ê Jeroguata. En ese sentido, Dos Santos señaló que “hay experiencias de comunicación de frontera que son mucho más eficientes que 20 años de Mercosur”.

“El Mercosur es una preciosa experiencia para entender cómo se pueden perder 20 años en materia de comunicación. En realidad, el Mercosur hasta puede que hayan sido eficiente en materia de oficina de prensa, pero se avanzó muy poco o nada en materia de construir políticas de comunicación, salvo en los últimos años donde han existido esfuerzos para crear espacios a través de las reuniones especializadas, pero que todavía tienen que avanzar hasta autoridades nacionales para que esos espacios dejen de ser máquina expendedora de noticias, para pasar a ser espacios donde se debata el problema de la gente con la comunicación, el problema de las autoridades con la comunicación”, expuso el titular de la Sicom.

El representante de ALER ofreció el acompañamiento para futuros debates sobre comunicación. “Porque a nosotros no nos corresponde proponer ni decidir cosas paraguayas, pero nos incumbe acompañar este debate que tiene una estrecha vinculación con un derecho humano. La comunicación, como la salud y la educación, es un derecho fundamental. No estamos hablando de una cosa extraña, estamos hablando de un derecho inherente a nuestra condición humana”, dijo Gerardo Lombardi. “Un Estado que plantea proyectarse hacia el futuro debe normarse no solamente con leyes, sino que debe promover políticas públicas incluyentes”, expresó Lombardi.

Por su parte, Camila Arias, de la Agencia Telam, refirió a la Unión Latinoamericana de Agencias de Noticias y los procesos a nivel regional en cuanto a Políticas de Comunicación desde el Estado. Sostuvo que la mayor organización que se tiene es el Estado y por lo tanto, el Estado debe ofrecer garantías para el ejercicio del derecho a la comunicación.

Para Washington Uranga, académico de la Universidad de la Plata y periodista de Página 12, el único camino es el diálogo. “Y cuando se abre un diálogo, la identidad genera conflicto y la superación de las diferencias se hace asumiendo identidad”, dijo. Para Uranga es inevitable la conflictividad social como parte esencial de la vida social “de lo que se trata es de respetar los derechos de todos y todas, respetar las miradas diversas, pues cada uno y una mira desde un lugar. Para la superación de las diferencias, es ese el escenario. El consenso suele ser el concepto de los poderosos”, expresó.

Ñe’ê Jeroguata se constituyó en un espacio de diálogo cultural y buscó retomar factores identitarios de nuestra cultura que promueven la participación, la interrelación y la reciprocidad. Su base firme en la cultura guaraní, implica a la palabra como medio y acción, como impulso dinámico, movimiento y búsqueda del tekoporâ, tekomarâne’y, la tierra sin mal, que se consigue interrelacionando todo lo que existe en su diversidad, en forma equilibrada y responsable con la tierra y con el bien de la comunidad.


Pressenza Asunsión, 11/26/11

.

Premio SIP al Periodico Peruano PERUNEWS Review

Enviar por corrEo

Agencia de Prensa Lima Norte

PUCP | PuntoEdu

Biblioteca Nacional

¿A dónde se van los "periodistas" mermeleros?

LA AGENDA DIGITAL 2.0 - ONGEI /PCM