jueves, 10 de marzo de 2016

El matrimonio entre periodismo y tecnología es ya para toda la vida

El futuro de la profesión
David Jiménez, director de EL MUNDO, ha inaugurado el XVII Congreso de Periodismo Digital, en Huesca. DI LOLLI (Foto) EL MUNDO (Vídeo)
-- "El cambio de mentalidad ya no tiene vuelta de hoja". El director de EL MUNDO, David Jiménez, ha inaugurado el Congreso de Periodismo Digital
de Huesca en un momento en el que los dos conceptos que dan nombre al encuentro son ya inseparables. Jiménez ha destacado que, pese a que "el matrimonio entre periodismo y tecnología es ya para toda la vida", la esencia del periodismo debe mantenerse intacta. "Por mucho que cambie la forma de transmitir la noticia, el rigor, la profesionalidad y la honestidad son igual o más importantes que antes".
El XVII Congreso de Periodismo Digital de Huesca arranca con la intención de analizar los retos a los que la profesión se enfrenta hoy en día. La presidenta de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España, Elsa González, ha señalado alguno de estos desafíos: "Encontrar un modelo de negocio rentable, el uso de nuevas herramientas tecnológicas y hacer frente al peligro de la banalización".
Durante la presentación, el reportero freelance Mikel Ayestarán ha recibido el Premio Porquet de Periodismo Digital por su cobertura multimedia del conflicto sirio y la crisis de refugiados. En su discurso, el periodista vasco ha destacado la importancia del evento: "Lo que sale de este Congreso es el futuro".
A lo largo de la jornada de este jueves se debatirá en diversas ponencias sobre asuntos como el El soporte digital para levantar las alfombras del poder o los Nuevos medios digitales.
Para el director de EL MUNDO, estos últimos no deben mirarse como competencia, sino como una oportunidad. "Es lo mejor que le podría haber pasado a medios como el nuestro". En este sentido, el periodista barcelonés ha recordado: "El poder de la marca sigue siendo una gran ventaja, pero no es una garantía de supervivencia". Por eso, ha subrayado que hay que seguir al frente de la innovación sin defraudar a los lectores que apuestan por los "medios tradicionales" para informarse.
Precisamente, en este tipo de medios la añoranza por el papel sigue aún muy presente: "Hay compañeros que se aferran a la nostalgia, no terminan de asimilar que el tren va a pasar y que al maquinista no le importa quién se suba y quién no". David Jiménez ha asegurado que esta preocupación es legítima, porque el destino del viaje emprendido es todavía incierto, pero ha retado sus colegas a "afrontar el cambio, porque es nuestra única alternativa".
"Estamos consiguiendo adaptarnos a ese cambio. En EL MUNDO hemos asistido a un hito. Por primera vez, en 2015, la publicidad de la web ha compensado la caída de la publicidad del papel", ha señalado Jiménez como una buena noticia.
"Tenemos nuestras heridas pero nos hemos empeñado en seguir adelante". Jiménez ha recordado una experiencia personal de su etapa como corresponsal en Asia para incidir en la necesidad de que el periodismo sobreviva. En 2004, mientras cubría en la provincia indonesia de Aceh el tsunami del Océano Índico que supuso la muerte de más de 200.000 personas en el sureste asiático, conoció la historia del Serambi, un medio local que seis días después de la tragedia publicó una nueva edición. El director del periódico indonesio le dijo que, en semejante suceso, sus lectores les necesitaban más que nunca. Jiménez ha recuperado su mensaje: "En un mundo lleno de incertidumbres, desigualdades e injusticias nuestros lectores nos necesitan más que nunca".

Borja Negrete y Claudia Preysler son alumnos del Máster Oficial en Periodismo de EL MUNDO


Premio SIP al Periodico Peruano PERUNEWS Review

Enviar por corrEo

Agencia de Prensa Lima Norte

PUCP | PuntoEdu

Biblioteca Nacional

¿A dónde se van los "periodistas" mermeleros?

LA AGENDA DIGITAL 2.0 - ONGEI /PCM